Focalización de la agenda

Descargar PDF»

Objetivo

  • Illustrar la problemática de la agenda mediante un inventario de asuntos importantes actuales en los Grupos de focalización

La problemática de la agenda

Había una vez tres chicos peleando por una chocolatina. Apareció un señor:

– Chicos, chicos. No hay que pelear. La violencia sólo trae violencia.
– ¿A ti qué te importa?
– ¡Soy profesor de la escuela!
– ¿Y qué? dijo Pedro.
– ¡No toleramos peleas aquí!
– ¿Y…? dijo Pablo.
– ¡Es una decisón de la junta de profesores!
– Bueno, dije el tercer chico. ¿Y nosotros, sabe Usted quiénes somos? ¡La Alianza de los Tres Mosqueteros! Hemos decidido por unanimidad que luchar por la chocolatina en una batalla gloriosa.

En la vida real las disputas pueden ser menos absurdas y sobre asuntos más importantes. Pero, si uno quiere evitar no sólo soluciones violentas sino también autoritarias, se presenta a menudo una dificuldad parecida: los litigantes partenecen a comunidades diferentes que pretenden decidir por sí mismos. Esta problemática de la agenda puede resolverse si ambas partes pueden aceptar una estructura democrática común. Hay varias posibilidades, por ejemplo:

  • El reglamento se toma en una asamblea general donde todos los profesores y mosqueteros participan como ciudadanos de pleno derecho.
  • Las reglas se toman por un organo representativo de todos los grupos afectados.

1. Tema de focalización

«Cuestiones actuales que es importante tratar»

2. Inventario

Lleven a cabo una lluvia de ideas individual en grupos formados por seis personas como máximo. Cada participante apuntará cinco cuestiones actuales que considere que son importantes tratar. Una cuestión en cada post-it.

3. Selección y priorización

  • Los participantes se presentan mutuamente las cuestiones seleccionando los post-it por grupos afines. Las hojitas que tratan de lo mismo se ponen unas sobre otras.
  • Cada participante prioriza un tercio de las cuestiones presentadas marcando con una cruz las respectivas hojitas.
  • El grupo elige los siete post-it que tengan más cruces para una posterior estimación.

4. Estimación de la situación del momento

¿Cómo y dónde se deciden las cuestiones priorizadas? Coloquen cada una de las 7 hojitas post-it en alguna de las columnas de más a bajo:

1. Individualmente por los participantes

2. Internamente por el propio grupo u organización

3. Negociaciones con actores externos pero sin decision de un organismo público

4-6. Municipal/Nacional/Internacional: exigen decisiones de organismos públicos en alguno de los niveles indicados a bajo

7. Emplazamiento incierto: coloque la hojita en la columna más a la derecha


5. Análisis conjunto

Comparen los resultados de los grupos. Concéntrense en las cuestiones políticas (columnas 3 a 6) e intenten aclarar las que no estén claras:

  • ¿Hay varios niveles de decisión implicados? ¿Cómo se resuelve una situación así sin caer en litigios competenciales?
  • ¿Existe en este momento alguna agrupación que tenga esa cuestión en su agenda? Si no es así ¿qué estrategia habrá de escogerse para, con el tiempo, llegar a una solución?

 

Comentarios

Si hay cuestiones poco claras que el grupo tiene dificultades en colocar, dependerá en gran medida de que la propia problemática de la agenda es compleja y de difícil solución.

Ninguna agrupación particular – ni siquiera los estados más o menos soberanos – es independiente en el sentido de que los miembros tengan control sobre una agenda totalmente abierta que les permita plantear cualquier cuestión. Un pueblo, a menudo, se ve afectado por medidas tomadas por otros y, correspondientemente, personas ajenas resultan, con frecuencia, afectadas por las propias decisiones de la agrupación. Esta problemática, que los afectados no coincidan con el pueblo (véase El ABC de la Democracia), podría en principio solucionarse si:

  • todos y cada uno tienen acceso a varias agrupaciones distintas que, juntas, posean autoridad para tomar decisiones en todas las cuestiones relevantes
  • ninguna de las agrupaciones toma decisiones sobre el mismo tipo de cuestiones

Esto exige un sistema con varios niveles de decisión claramente diferenciados: las naciones, por ejemplo, son unidades con agendas relativamente abiertas que, por lo general, delegan las decisiones referentes a enseñanza, servicios sociales, sanidad etc en otras unidades de nivel inferior, por ejemplo los municipios. Las unidades de rango inferior tienen, pues, una agenda limitada; solamente pueden tomar decisiones en determinado tipo de cuestiones. De modo semejante las naciones pueden delegar asuntos como, por ejemplo, seguridad y comercio a organizaciones internacionales más amplias.

Un sistema así, con varias unidades a distintos niveles de decisión, podría ser más o menos democrático a condición de que esas unidades estén conectadas entre sí en una estructura federal bien organizada, así que la agenda en uno de los niveles inferiores está relativamente abierta mientras está claramente limitada en los otros niveles. Con frecuencia es aquí donde falla la cosa. Si no se sabe quién delega a quién, no se sabe tampoco quién es el responsable, y muchas cuestiones importantes se quedarán en tierra de nadie.

Esta problemática de la agenda se empeora en sistemas representativos a gran escala, donde la distancia entre los dirigentes y sus electores es grande. Si los representantes se convierten en «los de arriba», que se ocupan de sus propias cuestiones, el terreno está abonado para pseudo-soluciones populistas donde la norma de Trato igual rige sólo para el propio grupo y donde un líder carismático hace tabla rasa de la regla de Autonomía personal.

Share:Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
Publicado en Aplicación, na , Nivel internacional