Ronda

Cada uno toma la palabra por turno para, durante algunos minutos, decir lo que piensa sin ser interrumpido. Uno tiene derecho a abstenerse. No hay preguntas, ni comentarios, ni debate.

Puesto que la ronda debe efectuarse sin que nadie la dirija, es importante determinar primero un tema, por ejemplo:

  • Ronda de aquí y ahora: Cada cual cuenta en qué está dejando de pensar justo en ese momento, dejándolo atrás para participar sin reserva en la reunión.
  • Ronda de la agenda: Qué cuestión es la más importante para mí en esta reunión.
  • Ronda inventarial, previa a un debate: Cosa importante que hay que recordar durante el debate.
  • Ronda de propuestas, tras un debate: Cada uno hace su propuesta de decisión sin argumentar y sin discusión.
  • Ronda de clausura: Qué ha funcionado bien en la reunión y qué se puede mejorar.

Véase tambien la sección Gestión democrática

Share:Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
Publicado en Banco de métodos, Herramientas para mejorar las reuniones, Métodos